viernes, 20 de noviembre de 2009

Black Pipen Down - Accidente en Pico Azul

¿Y si nunca nos caemos?


"La magia de la vida te ofrece momentos para saltar, caer y volver a empezar..."

Rosana H.



El domingo 15 de Noviembre Caxca, Panzer, Master y yo (Pipen), decidimos participar en el maratón MTB de Pico Azul en Morelia, Michoacán. Este viaje fue una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida ciclista, debido a varios aspectos: La amistad de los integrantes del grupo, el visitar a otro estado con sus excelentes paisajes y por nuestra pasión a este deporte. Pero, sin duda, la parte más enriquecedora fue la caída que tuve en esta competencia.


Ese día comenzó con risas, como es costumbre en el equipo Primates. Después un desayuno de carbohidratos y plátanos, para continuar con el traslado en camioneta al punto de salida: Pico Azul, una zona boscosa ubicada a 20 minutos de Morelia. En el camino, algunos ciclistas solitarios y los majestuosos árboles fueron testigos de nuestra conversación, en la cual decidimos la estrategia a seguir en la competencia, expresamos nuestras inquietudes y nos apoyamos mutuamente.


Cientos de ciclistas con sus colores sobre los jerseys iluminaron el bosque esa mañana. Entre la multitud, cuatro puntos de tonos rojos, blancos y negros nos preparábamos subiendo y bajando una colina. Con una temperatura corporal más alta, nos formamos en el punto de salida e impacientes aguardabamos el momento de poner a prueba todo lo aprendido durante un año de esfuerzo y dedicación.


11:20 am marcaba el reloj cuando comenzó la aventura. Las primeras secciones angostas hicieron de esta carrera una peregrinación a pié, pero en cuanto se abrió el camino comenzó la desbandada. Los siguientes interminables kilómetros de subida sirvieron para seccionar al pelotón en pequeños grupos que escalarían, sin importar el equipo, codo a codo. Las subidas eran tan inclinadas que exigían un esfuerzo adicional en cada pedalazo. Sólo escuchaba mi respiración, y al fondo de manera increible se formaba una canción con el viento a través de las hojas de los árboles y los pájaros que anunciaban nuestro paso. Finalmente llegó la recompensa: las bajadas. En ocasiones senderos estrechos y otras amplias brechas, ambas eran buenas oportunidades para tomar aire y descansar los músculos. Las personas del lugar nos apoyaban con porras y sonando botes con piedras, haciendo que nos cargáramos de energía.


Cuando faltaba un kilómetro para terminar la carrera y a 30 Km/h, sucedió "la magia de la vida": me caí de la bicicleta. Solamente recuerdo este momento en pequeños fragmentos, por lo que no he podido encontrar una causa a mi caída, solamente suposiciones: tijera contraida, piedra en el camino, freno delantero... En ese momento el apoyo de un lugareño y, sobre todo del Caxca, me permitieron seguir adelante y terminar la carrera. En la meta todo el equipo salió para recibirme y llevarme a la asistencia médica para ver que todo estuviera bien. Muchas gracias a todos.


A pesar de que de las raspaduras, los moretones y las fisuras se van con el tiempo, creo que las marcas de la caída se queda con nosotros para siempre. Algunas quedan en la mente: Un cambio en la forma de ver el ciclismo permite entender de mejor manera la seriedad de este deporte y se genera una comprensión más amplía de lo maravilloso y frágil que es el cuerpo humano. Pero, desde mi punto de vista, las mejores marcas quedan en el corazón: La increible belleza que se percibe en todo lo que te rodea cuando te levantas, el coraje y entusiasmo que te permiten seguir adelante y la sensación indescriptible que te da el apoyo de las personas que te quieren.


Ahora estaré en reposo por varias semanas, pero he decidido convertir este tiempo en una oportunidad para aprender, para reflexionar, para planear mi regreso... Finalmente ¿Qué valor tendría la vida si no caemos, nos levantamos y volvemos a empezar?


Pipen.

Dedicado a Lila y a Brenda.

5 comentarios:

PRIMATE Tigre dijo...

Mi estimado PIPEN que buena crónica, de verdad se me puso la carne de gallina porque la neta eso que describes es muy real y autentico, cada uno de nosotros estamos trabajando para ser mejores en este deporte tan fregon y muchas veces dan ganas de aventar la toalla pero siempre hay una voz interior que nos dice "ni madres" todo lo que llevo no lo dejo por un raspon que me di o un calambre que me tumbo, al contario trabajamos mas, preguntamos ¿como le hago para lograr esto o aquello?, etc. siempre queremos mas y vamos a ir por mas, si señor!!!
Te FELICITO por esas ganas que contagian y ese mendigo ritmo de trepada que te cargas (envidia de la buena eh), no manches algún día vamos a ir codo a codo para ya no verte nada mas el polvo ja!!

Master dijo...

Pipen,

Ya probaste la tierra, eso te hara mas fuerte y un ciclista mas completo. Al final del dia son experiencias de las que hay aprender, te felicito por tu valor al levantarte y seguir como todo un guerrero Primate.

T extrañaremos ese tiempo en lo que te recuperas, y vuelves al sendero con mas animos.

Por lo pronto te dedicamos el dia de mañana en señal de amistad, apoyo y respeto. Cuando un primate cae ahi estaremos siempre para levantarlo.

"Quien lucha a mi lado y derrama su sangre junto a la mia es mi hermano" W.Shakespeare

Master

petermaniaco dijo...

Bien PIPEN pues por lo menos has probado que despues de la caida sigues cuerdo, mira que cronica tan buena, nos transportaste hasta ese lugar y quedamos medio noqueados y puedo agregar que parecias una sema con el polvo en la cara, si pipen, tienes mucha razon cuando mencionas lo serio de este deporte. Y por eso mismo, porque no lo hemos tomado en serio es que ahora estamos donde estamos y tu has decidido levantarte y seguir y estamos seguros de que ya no eres el mismo, pero si mejor.

P.D. cuentan los rumores que en bosque, Caxca regreso por ti y te escolto mientras te
recuperaste, que chido tener amigos asi.

No tardes en recuperarte!!!

Anónimo dijo...

Muchas gracias a todos por su apoyo. En verdad que estas muestras de afecto y compañerismo son el ingrediente más importante para una pronta recuperación.
En cuanto esté de nuevo sobre mi cuaco de aluminio me integro al pelotón primate.

Saludos.
Pipen

Primate PANZER dijo...

falto yo de comentar canijos, la verdad no hay mucho que agregar, los deseos de pronta recueperación son los mimos y de tenerte de nuevo al lado pedaleando también...

Nos hiciste falta el Domingo en las 2 towers, sera la próxima mi estimado... hasta entonces