martes, 4 de noviembre de 2014

"No seas del Promedio" - Diario de un Barranqueño Solitario


¿En que trabajas Panzer?

Es una pregunta que comienza cada vez a ser mas habitual.

La verdad es que ni siquiera yo se en que trabajo, solo sé que todo el día me la paso un 85%del tiempo sentado frente a un monitor tirando líneas en todas direcciones en un invento de hombre blanco llamado autocad.

Algo tan ordinario y simple como dibujar por computadora,
"O R D I N A R I O"
Que palabra tan mas escabrosa.


La semana pasada tuve el gusto de ser acompañado a mis terrenos Huentitanescos por varios colegas del Trail. Hoy 04 de Noviembre me toco estar conmigo mismo y son esos los días que mas miedo tiene uno de salir a correr.

Cada día el mismo y diferente espectáculo.

Y no es que sea supersticioso y que mi mente divague buscando chaneques, diablillos, duendes malévolos y demás espíritus chocarreros entre la maleza de aquel lugar. (La verdad es que si soy muy cobarde, sin embargo es algo que también disfruto mucho) sino que da miedo por que, en ocasiones, son esos días en los que mas problemas mentales te inventas y pocas soluciones encuentras.

Hoy mientras bajaba e intentaba no pensar en que Satanás me saldría por detrás con su tridente y me empalaría en la piedra de los sacrificios (los que ya han ido, sabrán de que piedra hablo, si no saben, pregunten la próxima vez que vayan que piedras es) recordaba dos frases de estupendos amigos del trail:

Evil Panzer



SANDY: "Mi papa un día me dijo: No seas como todas las mujeres"
TITO: "Mi papá un día me dijo: No seas como el promedio"


Que razón de ambos padres.


Es por ello que al tener un trabajo tan ordinario debíamos de buscar algo extraño, ajeno a los normales, psicodélico y loco que hacer; para no sentirnos unas miserables larvas de oficina.

y para ello se invento el TRAIL RUNNING

Es cierto, la Barranca de Huentitan, no ofrece este espacio para que todos podamos correr, hay que tener unas cañas muuuy fuertes y un corazón deportivo tipo F1 para poder mantener siquiera un paso decente.
Me jacto de decir que cada vez que voy, mantengo un poco mas el ritmo de trote paso corto que me permite avanzar lo suficientemente rápido sin morir en el intento.


Hoy fue un día de esos memorables, para recordar o como versa la canción del grupo "Faith no More: A Small Victory"



980 metros de ascenso en tan solo 5km, algo muy similar a lo que es Chupinaya (Lo que me manda a otra idea loca, donde creo, definitivamente, que ya estamos muy mal cuando nuestro punto de partida o de medición es "1Chupinaya"

Para un martes cualquiera del mes de noviembre no es algo común. Sí lo sé, tampoco es para hacer una pinche fiesta y que me den un reconocimiento un par de chicas con medidas corporales de 105, 65, 110; pero bueno debo admitir que al salir y vier mi actividad Straviana de inmediato festejé como el capitán "Dunga" en el Mundial de USA 94 cuando metió el Penal en la final contra Italia.

No me canso de ver estos amaneceres, lejos de todo ruido citadino.


La verdad hoy, fui muy pinche feliz.
En este momento me duele la espalda baja y mis piernas piden a gritos agua fría, y un rico baño.
Pero tendrán que esperar, ya estoy disque trabajando y debo sacar algunos pendientes hasta que el reloj marque las seis, para después partir a casa; algo que sin duda es muy del "promedio" pero bueno, me queda la gran satisfacción de que en la mañana fui el primero en tocar fondo en la Barranca, y eso dista mucho de una persona promedio.

Gracias por leer, nos vemos en la próxima.


Los primeros destellos de luz solar.